El Juego de Ender

Ya hace casi un mes desde que recuperé la sana costumbre de ir al cine, gracias a un grupo de buenos amigos. Es una de esas actividades que dejas de hacer cuando tienes niños y otros compromisos y la verdad es que ayuda a desconectar de la rutina, aunque no siempre de la realidad que te rodea. Precisamente la última película que he visto ha sido El Juego de Ender y resulta que, lo que parecía una inocente y entretenida historia de galaxias y marcianitos, me da suficiente materia para escribir sobre algunos de mis temas transversales.

Tranquilos, que no voy a desvelar nada relevante sobre la trama, por si os animáis a verla. Pero sí os contaré que la película incluye artillería pesada sobre inteligencia emocional, trabajo en equipo y liderazgo. Así que me parece muy recomendable como recurso didáctico si eres coach, profesor de FOL o similar.

El argumento de El Juego de Ender parece sencillo: un esmirriado churumbel (Asa Butterfield) entra a formar parte del equipo de alto rendimiento dirigido por el personaje-gancho del reparto (Harrison Ford), embarcado en la difícil tarea de exterminar la amenaza alienígena de turno. Los integrantes del equipo son preadolescentes superdotados que deben entrenarse para la batalla final inminente mediante un programa de capacitación desarrollado en condiciones cuasi-reales, con armas futuristas (nada de espadas láser, eso sí), tecnología punta y gravedad cero. Las prácticas del programa, que es lo más emocionante, se desarrollan como un videojuego, una simulación de guerra en el espacio… y hasta aquí puedo leer sin spoilear.

Lo interesante aquí es analizar cómo se va integrando Ender, nuestro héroe, en el equipo y cómo se convierte en su líder natural contra todo pronóstico. Me dejáis que os lo cuente en pequeñas píldoras:

  • Mantiene sus emociones bajo control ante la frustración y los conflictos…
  • … y, sin embargo, Ender es consciente de que no es más que un niño, con necesidades de niño. No está preparado para actuar como un adulto… y ni falta que hace.
  • Se divierte haciendo su trabajo, lo considera un juego. Por eso se lo toma tan en serio.
  • Nunca se toma un ataque como algo personal.
  • Entiende que el enemigo (sea un compañero, un superior o una amenaza externa) tiene sus propias razones y es capaz de empatizar con él. Hasta extremos insospechados.
  • La empatía le hace capaz de adoptar decisiones éticas, por pura coherencia interna.
  • Sabe perfectamente cuándo tiene que actuar en defensa propia y cuándo toca tender la mano. Siempre hay tiempo para ambas cosas.
  • Cuando ha adquirido una posición de fuerza, opta por los acuerdos win-win.
  • Es resistente a la autoridad formal, no acepta órdenes porque sí. La obediencia se consigue con una explicación, con buenas maneras, con relaciones de igualdad.
  • Cree que la disciplina no procede del miedo a la autoridad (por cierto, qué bien le iría al sistema educativo español si algunos entendieran que las leyes no solucionan conflictos de autoridad).
  • Valora como el que más el esfuerzo colectivo pero no elude su responsabilidad en el resultado (aunque, para mi gusto, Ender debe aprender a delegar más).
  • Por último, a este pequeño mocoso no le hace falta tener carisma, ni presencia escénica, ni siquiera alzar la voz. A un líder natural sólo le hace falta una mirada limpia.

Es curioso comprobar cómo el peso de toda la película lo asume el propio Ender, en lugar del Coronel Graff (Harrison Ford), que me resulta totalmente prescindible e intercambiable (me refiero a su personaje, no al actor). En fin, no sé si los creadores de esta ficción pretendían hacer un manual sobre liderazgo y buenas prácticas pero les ha quedado muy bien. Al menos me ha dado para escribir esta entrada.

Saludos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Habilidades directivas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Juego de Ender

  1. Anónimo dijo:

    Justo estaba estudiando los temas transversales de esta película. Tu visión ha sido magnífica, enhorabuena. 🙂

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s