Antes de emprender: los valores cuentan

Con demasiada frecuencia, las medidas de apoyo a los emprendedores se centran en cuestiones financieras (pasta) y competenciales (cursos de formación) y ello no está del todo mal, si me apuráis. Lo que ocurre es que en los negocios y en los proyectos de cualquier clase también influyen otros ingredientes transversales que proceden del interior de la persona: creencias, valores, motivaciones y objetivos. Son elementos que estaría bien trabajar, a ser posible, antes de tirarse a ninguna piscina. Lo que ocurre es que la vida aprieta y tendemos a resolver primero lo urgente… y a olvidar lo importante para siempre.

De las creencias ya he hablado en una entrada anterior y toca retomar el hilo con eso que llamamos valores. Lo cierto es que valores los tenemos todas las personas desde el momento en que mantenemos un orden de prioridades. Y no es cuestión de juzgar la nobleza o la vileza de nuestro sistema de valores sino de entender cómo va a influir en nuestros proyectos emprendedores. Una empresa puede dar más importancia al volumen de negocio (vender mucho) que a la calidad (vender buen producto o prestar buen servicio). Puede centrar su estrategia en reducir los costes al mínimo (por ejemplo, deslocalizando la producción) o en obtener el máximo de ingresos (creando nuevos productos). Hay quien se marca líneas rojas en cuanto a condiciones laborales y hay quien apenas cumple el mínimo legal. Pues bien, detrás de todas estas decisiones estratégicas hay personas con valores más o menos elevados. Y lo único cierto es que las personas actuamos de acuerdo con lo que somos: por mucho que maquillemos nuestras decisiones con atributos de responsabilidad social corporativa, son nuestras decisiones cotidianas las que nos delatan.

Cada día estoy más convencido de que el emprendedor / empresario del siglo XXI tiene que ser una persona con ganas de cambiar las cosas (me refiero a mejor, claro). Eso no quiere decir que deba renunciar a ganar dinero o a gestionar los recursos con eficiencia. Más bien debe diseñar su negocio de forma que las personas queden por delante de las cosas, por ejemplo:

  • Compitiendo más en calidad y menos en precio.
  • Empleando acciones de marketing no engañosas.
  • Manteniendo la comunicación con el cliente (pero no con llamadas o visitas a horas intempestivas).
  • Buscando alianzas en beneficio del cliente.
  • Invirtiendo, con sentido común, en personal y desinvirtiendo en estructura.
  • Reduciendo la dependencia de los bancos.
  • Innovando, mejorando, creando continuamente.

Hay quien piensa que lo ético se limita a cuestiones colectivas como el medio ambiente, la igualdad de género o la solidaridad. A mí me parece perfecto añadir todas estas cosas a nuestro ideario y a nuestra imagen, siempre que sea auténtico y coherente con lo que pensamos y con lo que vivimos. Si en tu casa no reciclas, déjate de pegatinas verdes en el escaparate. Contrata según valía, no según bonificaciones. Si quieres apostar por el producto local, estupendo, pero no pretendas jugar también al comercio justo, que es un concepto igual de legítimo pero diametralmente opuesto.

Desde luego, se pueden crear negocios y proyectos de nicho en torno a ciertos valores: una consultora medioambiental, una empresa de inserción para personas discapacitadas, una tienda de frutas y verduras kilómetro cero… Pero lo esencial a la hora de emprender con valores está en la capacidad de transformación del entorno. Y es necesario que en todos los sectores productivos haya emprendedores con una escala de prioridades muy sólida.

Así que, si eres de los que quiere cambiar el mundo, igual tienes que plantearte crear una empresa. ¿Qué te parece?

Saludos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Calidad y mejora continua, Emprendedores y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Antes de emprender: los valores cuentan

  1. monicafres dijo:

    Debido a un error el enlace del anterior comentario no es correcto, siendo valido el siguiente.
    Desde Simplemente una mama te he nominado al premio Dardos encontrarás la información en este post: http://simplementeunamama.wordpress.com/2014/10/17/premio-dardos/
    Un saludo

  2. monicafres dijo:

    Desde Simplemente una mama te he nominado al premio Dardos encontrarás la información en este post: https://simplementeunamama.wordpress.com/wp-admin/post.php?post=426&action=edit&message=6&postpost=v2
    Un saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s